INFORME DEL ECONOMISTA FRANCISCO ACOSTA SOBRE LA ECONOMIA AMERICANA MARZO 2010.. celticfund.net

INFLACION, TASAS DE INTERES E INVERSION EN LOS EEUU

Es la opinión de un gran número de economistas, dentro de los cuales nos incluimos, que el costo final de los paquetes de ayuda e incentivo económico adoptados por las autoridades de los EEUU para sortear la grave crisis económica que se presento en el gigante del norte, será el aumento generalizado de los precios de los bienes y servicios que se trancen dentro de dicha economía, es decir será la INFLACIÓN.

La inflación es un fenómeno monetario que en los países al sur del río Grande, se le conoce y aun peor, se le ha sufrido como en pocas partes del mundo, pero por algún extraño motivo en casos como el venezolano, no se termina de entender del todo, y para dejar clara la idea, es muy importante precisar como aparece este monstruo.

La Inflación, tiene dos fuentes primarias dentro de las cuales se pueden ubicar todos los tipos existentes de dicho fenómeno, y ellas son: A) La inflación por exceso de demanda. En este caso la presión sobre los precios se deriva del posible desequilibrio que aparece en una economía determinada entre el dinero circulante en manos del público consumidor y la cantidad de bienes y servicios disponibles en esa economía, es decir, si por algún motivo en una economía se inyecta una masa de dinero que no sea producto del incremento de la producción de bienes y servicios, inmediatamente se generaran presiones inflacionarias, dado que de un día a otro habrá más dinero en circulación para comprar la misma cantidad de bienes y servicios que existían en dicha economía el día anterior. Dentro de esta categoría podemos encontrar un clásico, aumentos generales de salario.

B) Inflación por incremento de costos. En este caso los ciudadanos de una economía cuentan con la misma cantidad de dinero, pero de un día a otro ocurre un fenómeno que encarece el costo de producir los bienes y servicios que dentro de dicha economía se transan, por ejemplo aumentos generales de sueldos y salarios, acá podemos observar como existen medidas que particularmente son dañinas para una economía, en este caso un aumento general de sueldos y salarios es una medida doblemente inflacionaria desde las dos vertiente primarias de dicho fenómeno, otro ejemplo claramente ubicable en esta categoría seria una devaluación de la moneda en una economía altamente dependiente del sector externo.

Dicho lo anterior nos dirigimos al asunto que nos ocupa principalmente en este informe semanal. Al ser la inflación un fenómeno estrictamente monetario, las medidas para enfrentarla deben restringirse al ámbito estrictamente monetario (decimos esto, dado que en muchos de nuestros países se pretende atacar el fenómeno hasta como un problema policial), es decir, buscando contrarrestar los elementos presentes en la economía que constituyan una fuerza inflacionaria.

En el caso de un fenómeno inflacionario como el derivado de un incremento en el circulante en manos del consumidor, una de las medidas que pueden ser adoptadas por las autoridades monetarias (bancos centrales) es el incremento en las tasa de interés (costo de acceso al dinero) para de esa forma incentivar al que lo tiene a ahorrarlo, y al que no lo tiene a NO pedirlo prestado, con esto se busca controlar un posible exceso de demanda.

En el caso de la economía de los EEUU, existe una muy alta probabilidad, que la TRILLONARIA cantidad de dólares inyectada a los mercados vía auxilio financiero e incentivo económico, tengan un efecto inflacionario relevante en el corto plazo y para eso debemos prepararnos.

No queremos decir que las políticas adoptadas por las autoridades monetarias de los EEUU no hayan sido las más adecuadas, eso lo dirá la historia, por los momentos podemos decir que la velocidad del deterioro de las variables macroeconómicas ha sido significativamente reducida y todo nos lleva a indicar que el éxito será alcanzado, lo que alertamos acá es sobre el efecto secundario que dichas medicinas tendrán sobre el cuerpo económico norteamericano, y allí está el detalle.

Todo cambio de circunstancias genera una oportunidad, y en este caso no será diferente, la aparición de corrientes inflacionarias en forma inusitada en la mayor economía del mundo podrá significar ventajas que bien pueden, y deben ser aprovechadas por los inversionistas, y en este caso nos referiremos concretamente a los dos mercados más fuertemente golpeados por la crisis económica de ese país, el sector inmobiliario y el sector financiero.

En el sector inmobiliario nos encontramos ante una histórica oportunidad, los precios se han deprimido a niveles nunca esperado por ningún analista y por otro lado las tasas de interés se encuentran en sus niveles más bajos, y dentro de no mucho tiempo deberán subir (para contrarrestar la corrientes inflacionarias), que hacer ? COMPRAR, y cómo? a CRÉDITO. Comprar ya que los precios de los bienes raíces, a estos niveles no volverán, y las tasas a estos niveles no duraran mucho, por qué?.

La falta de compradores tiene los precios de los bienes raíces deprimidos por lo tanto la promoción y desarrollo de nuevas unidades inmobiliarias esta a su mínima expresión lo que significa que dentro de unos meses, cuando se reactive la demanda, esta habrá crecido al menos, con el ritmo de crecimiento vegetativo de la población, y la oferta se verá seriamente disminuida, en este caso la demanda podrá ser substancialmente superior a la oferta, y allí la inflación se hará presente en el sector inmobiliario por lo tanto los precios se podrán ver impulsados al alza.

Por otro lado, si la compra de hoy en bienes raíces se efectúa, bajo créditos a tasa fija de hoy, usted estará pagando en el futuro una propiedad revaluada en dólares debilitados por la inflación y a tasas substancialmente más bajas que la que podrán existir en el corto plazo en dicho mercado, es decir el inversionista tiene una increíble oportunidad de ver revalorizado su capital en US$ y protegido del fenómeno inflacionario a la vez de estar financiado a tasas muy bajas.

Otro sector que en estos momentos todavía se encuentra a precios nunca pronosticados es el sector bursátil, la empresas tienden a revalorizar sus activos al mismo paso de la inflación, una inversión en valores de empresas norteamericanas bien seleccionadas en estos momentos, podrá verse muy bien protegida dentro un entorno inflacionario, a la par que si las empresas seleccionadas en el portafolio tienen alta exposición en Europa y/o Asia, un dólar débil potenciara las utilidades de las mismas repatriadas a los EEUU desde el exterior.

En fin, en horas de alta inflación quien más que las víctimas de las economías sudamericanas para saber cómo enfrentar la situación, asegurando inversiones a precios históricamente bajos y utilizando dinero a largos plazos de 20 y 30 anos a tasas fijas.

Para finalizar, podemos decir que la oportunidad está en la mesa, saquen las cuentas y comuníquense con nuestras oficinas, ese es nuestro trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s